Categorías
Turismo en Vietnam

Vietnam del Sur

Con una actitud emprendedora y un ambiente tropical, el sur de Vietnam es una embriagadora y cálida región definida por el delta del Mekong.

Alejado del Vietnam más tradicional del centro y el norte, el sur posee una personalidad enteramente propia. Saigón, la capital de Vietnam del Sur hasta su caída en 1975, se llama ahora Ho Chi Minh, un cambio al que muchos de sus habitantes (y extranjeros) todavía se resisten más de tres décadas después.

Pero como quiera que se la denomine, esta dinámica metrópoli comercial sin duda avanza por la senda del progreso. Las calles están llenas de motocicletas y taxis nuevos, mientras que los modernos y altos edificios están añadiendo un resplandeciente esplendor a los bulevares del centro urbano.

Siempre ha sido una ciudad emprendedora y, durante décadas, gente procedente de todos los rincones del país ha emigrado hasta ella para hacer fortuna.

El sur de Vietnam, sobre todo Ho Chi Minh, siempre ha sido célebre por su sagacidad para los negocios. Cho Lon, el próspero barrio chino de la ciudad, que existe desde hace mucho tiempo, parece no dormir nunca.

No obstante, un elemento que cada vez adquiere mayor importancia en el crecimiento económico de Vietnam se encuentra a unos 125 kilómetros al este, en Vung Tan, el centro de la creciente industria petrolífera del país. Esta localidad, que es uno de los principales puertos del país, goza de un clima suave y es un destino costero muy concurrido los fines de semana, con abundantes playas decentes.

Más información sobre el Clima en Vietnam >

Sigue leyendo:  Religión en Vietnam

Si bien el petróleo quizás presagie un futuro próspero y halagüeño para Vietnam, de momento su principal producto de exportación es el arroz que se cultiva en el delta del Mekong, el río de los Nueve Dragones. El ancho delta del Mekong se extiende desde la costa este hasta la frontera occidental con Camboya, y hasta Ca Mau por el sur, el extremo más meridional del país

Una extensa red de vías fluviales, canales de irrigación y ríos surca por completo la región, por la que navegan los transbordadores y todo tipo de embarcaciones de vela imaginables, que comunican las diversas ciudades y provincias con la ciudad de Ho Chi Minh.

Los arrozales se extienden hasta donde alcanza la vista, creando un mosaico de infinidad de tonos y texturas. Es una vida tranquila y retirada, una vida que a más de uno se le hace cuesta arriba y hace que se sienta atraído por las brillantes luces de Ho Chi Minh, o Saigón, si se prefiere.